audio-thumbnail
Escuchar
0:00
/458.083265

Las pirámides de Egipto, especialmente las de Guiza, han fascinado a la humanidad durante siglos. Estos colosales monumentos no solo son una muestra de la destreza arquitectónica de los antiguos egipcios, sino también un misterio sin resolver sobre cómo fueron construidos y quiénes participaron en su edificación.

Las pirámides de Guiza

Las pirámides de Guiza fueron construidas durante el Reino Antiguo de Egipto, alrededor de 2580-2560 a.C. bajo el mandato del faraón Keops (Khufu). Estas estructuras fueron erigidas como tumbas para los faraones, destinadas a ser su morada eterna en el más allá. La más grande de ellas, la Gran Pirámide de Guiza, es una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo y la única que aún perdura.

La gran pirámide de Guiza (cuarta dinastía del Antiguo Egipto)

El proceso de construcción de las pirámides ha sido objeto de intensos debates. Heródoto, el historiador griego, sugirió que los egipcios usaron rampas y máquinas simples para elevar los bloques de piedra. Aunque esta teoría es una de las más antiguas, carece de detalles técnicos precisos y ha sido muy cuestionada por investigaciones posteriores​.

Más recientemente, se han propuesto varias teorías sobre cómo los egipcios pudieron haber transportado y elevado los enormes bloques de piedra. Ludwig Borchardt sugirió en 1910 que una rampa helicoidal rodeaba la pirámide, permitiendo a los trabajadores subir con los bloques a medida que la estructura crecía. Aunque interesante, esta teoría también carece de evidencia concreta​, resultando en algunos casos poco menos que inverosímil.

Imagen sobre la construcción teórica de las pirámides

Otra teoría fue presentada por Jean-Pierre Houdin, quien sugiere la existencia de una rampa interna en espiral dentro de la pirámide. Según Houdin, esta rampa permitió a los trabajadores elevar los bloques utilizando un sistema de trineos y contrapesos, minimizando la necesidad de rampas externas y reduciendo significativamente el esfuerzo necesario para transportar los bloques. Sin embargo, esto tampoco aporta una explicación completa.

El Nilo como vía de transporte

Una de las teorías sugiere que el Nilo fue una vía para el transporte de los grandes bloques de piedra, entre otros materiales.

Al parecer, siguiendo con las teorías, el río Nilo jugó un papel crucial en la construcción de las pirámides. Investigaciones paleoecológicas han demostrado que un antiguo brazo del Nilo permitía el transporte de materiales directamente hasta la meseta de Guiza. Este canal facilitaba el movimiento de enormes bloques de piedra y otros materiales esenciales para la construcción​.

En años recientes, la tecnología ha permitido nuevos descubrimientos sobre las pirámides. Las radiografías de muones, una técnica de imagen no invasiva, han revelado la existencia de una cavidad. Este método utiliza partículas cósmicas para escanear el interior de la pirámide, proporcionando una visión detallada de su estructura sin necesidad de excavaciones invasivas​.

Esta cavidad, de unos 30 metros de largo, ha planteado nuevas preguntas sobre el propósito y el uso de este espacio vacío. La presencia de esta cavidad sugiere que hay más por descubrir sobre la estructura interna de las pirámides y sus métodos de construcción.

Cuestionando las teorías oficiales

Llegados a este punto, son muchas las incógnitas que surgen para poder explicar quiénes crearon las pirámides, con qué propósito, y qué función tenían.

A efectos prácticos, solo hay dos teorías sobre quién construyó las Grandes Pirámides de Guiza: humanos o extraterrestres.

Las teorías actuales no explican muchos detalles sobre la construcción de las pirámides. Resulta desconcertante cómo los antiguos egipcios pudieron haber completado estas estructuras monumentales en el tiempo asignado por las dataciones históricas.

Las pirámides, especialmente la Gran Pirámide de Keops, están compuestas por aproximadamente 2.3 millones de bloques de piedra, algunos de los cuales pesan hasta 80 toneladas. La precisión con la que estos bloques fueron cortados, transportados y ensamblados, con un margen de error de apenas milímetros, desafía la tecnología disponible en esa época.

Además, las estimaciones sugieren que la construcción de la Gran Pirámide tomó alrededor de 20 años, lo que implica que se debían colocar en promedio más de 12 bloques de piedra por hora, sin interrupción, día y noche. Esta velocidad de construcción parece inverosímil, considerando las herramientas y métodos rudimentarios que se cree que usaban los egipcios.

Todas estas incongruencias han llevado a algunos investigadores a cuestionar la capacidad de los egipcios para completar tal obra en tan corto tiempo y han generado especulaciones sobre la posible utilización de técnicas o conocimientos que aún no comprendemos completamente.

Extraterrestres

Una de las teorías más populares: Los egipcios tuvieron ayuda extraterrestre para construir las pirámides.

Una de las teorías populares más apoyada sobre la construcción de las pirámides de Guiza es la que sugiere que fueron construidas con la ayuda de extraterrestres. Esta teoría sostiene que la avanzada precisión y la enorme escala de las pirámides no podrían haber sido logradas con la tecnología y el conocimiento disponibles para los antiguos egipcios, tal y como hemos mencionado.

Los defensores de esta idea argumentan que la alineación astronómica precisa, la sofisticación arquitectónica y la logística involucrada en mover y colocar bloques de varias toneladas serían indicios de que los egipcios recibieron asistencia de seres de otros planetas.

Argumentos de la teoría extraterrestre:

  1. Precisión arquitectónica: Las pirámides están alineadas con una precisión casi perfecta con los puntos cardinales y ciertas constelaciones, lo que algunos consideran demasiado avanzado para el conocimiento astronómico de la época​.
  2. Tecnología desconocida: La construcción de las pirámides involucró el movimiento y la colocación de bloques de piedra extremadamente pesados. Los proponentes de esta teoría creen que la tecnología necesaria para realizar estas hazañas estaba más allá de las capacidades de los antiguos egipcios y que podría haber involucrado métodos avanzados desconocidos para nosotros​​.
  3. Ausencia de evidencias convencionales: No se han encontrado herramientas o mecanismos suficientemente avanzados en los sitios arqueológicos que expliquen cómo los egipcios podrían haber manejado estos enormes bloques de piedra, lo que alimenta la especulación sobre tecnologías alienígenas​​.

Sin duda, esta teoría ha sido ampliamente popularizada en la cultura pop, en programas de televisión, y ha sido objeto de numerosos libros y documentales. La fascinación con esta teoría también refleja un interés más amplio en la posibilidad de vida extraterrestre y su influencia en antiguas civilizaciones humanas.

"La otra realidad" - El Doctor Jiménez del Oso abre el debate sobre el origen de las pirámides.

La mayoría de los arqueólogos y científicos rechazan esta teoría, argumentando que subestima las capacidades y el ingenio de los antiguos egipcios. Sin embargo, ni siquiera nosotros, en la actualidad, disponemos de tecnología capaz de conseguir tantísima precisión y capacidad.

Entonces, ¿cuál es la respuesta correcta?

Si bien tenemos muchas preguntas por responder y el misterio perdura en algunos aspectos, la posibilidad de descubrir más detalles en el futuro sigue abierta, especialmente con el uso de tecnologías avanzadas de exploración no invasiva.

Tal vez, el uso de estas nuevas tecnologías no invasivas, puedan aportarnos, en un futuro cercano, una explicación más racional y que ayude a explicar tantísimas cuestiones acerca de las pirámides, su propósito y uso. Lo que está claro, a pesar de todas las teorías "racionales", es que los egipcios no eran super humanos.


Compartir

Si te ha gustado, compártelo con alguien más.

Discusión con la IA: Suscríbete ahora para profundizar sobre este artículo conversando con nuestra IA 🤖